II Encuentro Estatal

ACTUALIZACIÓN:

Actas del II Encuentro Estatal: leer PDF (adjunto en materiales)

Reestructuración de la coordinación estatal: hacialahuelgafeminista.org/comision/

 

Crónica del II Encuentro Estatal Hacia la Huelga Feminista

El pasado 13-14 de enero, más de 400 mujeres de todo el Estado (consultar estadísticas) se dieron cita en Zaragoza bajo el lema “Si nosotras paramos, se para el mundo” para seguir trabajando juntas camino a una huelga feminista para el próximo 8 de Marzo. Seguir trabajando, sí, porque esto no es cosa de un día sino fruto de una larga trayectoria y parte de un proceso mucho más amplio, que nos implica a todas y que nos hace más fuertes. Porque sin nosotras, este mundo no funciona.

El encuentro comenzaba el viernes 12 por la tarde, cuando compañeras de los lugares más remotos comenzaban a llegar a Zaragoza cansadas, exhaustas tras un largo viaje pero bullendo de una alegría y una ilusión que envolvieron todo el fin de semana.

Eran las 10.30 de la mañana del sábado 13 cuando, tras una hora de cola, por fin comenzaba lo que iba a ser un encuentro histórico en Aragón. La mañana se organizó en ejes de debate sobre cómo concretar los diferentes aspectos de la huelga feminista que se está preparando para el próximo 8 de marzo: laboral, estudiantil, consumo y cuidados. Durante varias horas, mujeres de todas las edades, condición y procedencia compartieron opiniones y pusieron en común el trabajo realizado hasta el momento, con la finalidad de cerrar acuerdos a nivel estatal de una manera asamblearia y horizontal. Porque así entendemos el mundo: un mundo en el que todas nuestras voces tengan un espacio para ser escuchadas.

El sábado por la tarde una asamblea plenaria de cerca de 450 mujeres aprobó las principales líneas políticas y reivindicaciones de la huelga feminista, que quedarán recogidas en un manifiesto conjunto que se publicará próximamente. El rechazo a las fronteras, la importancia del reconocimiento de la diversidad, la condena a las políticas neoliberales, y la libre decisión sobre nuestra sexualidad y nuestros cuerpos, fueron algunos de los temas mencionados.

El día terminó con una reorganización de los grupos de trabajo del movimiento feminista a nivel estatal y con la decisión de organizar un III Encuentro en primavera, para realizar una valoración conjunta del resultado de este 8 de Marzo y para profundizar en los lazos y en la coordinación estatal.

El domingo 14 culminamos el encuentro con una mesa redonda en donde pudimos escuchar a varias compañeras que nos transmitieron sus vivencias personales y políticas en otras huelgas de mujeres. Compañeras del colectivo de Trabajadoras del Hogar y de Cuidados de Zaragoza, quienes nos explicaban la importancia de la interseccionalidad a la hora de exigir nuestros derechos y de no olvidar a las mujeres migrantes, que sufren los ataques económicos más crudos cuando llegan a nuestro Estado. Aprendimos, asimismo, sobre anteriores procesos de huelga feminista como el experimentado en Zaragoza en el año 2000, lo que sirvió para recordarnos que venimos de lejos y que el camino no acaba este año. La intervención de dos trabajadoras de residencias de mayores de Bizkaia, que nos hablaron sobre su victoria laboral a través de una huelga de larga duración, nos demostró que la autoorganización y la lucha son vitales para conquistar nuestros derechos. Enseñanzas que corroboró la intervención de una activista italiana perteneciente al movimiento Non Una Di Meno, que tras un año de enormes asambleas nacionales de mujeres, fue capaz de organizar la huelga feminista del 8 de Marzo de 2017 y de redactar todo un programa político de propuestas feministas.

El II Encuentro Estatal terminó con una rueda de prensa (ver vídeo)en la que nos convocamos a todas las mujeres a una Huelga Feminista para el próximo 8 de Marzo de 2018. Nos convocamos todas, porque nos necesitamos todas para quebrantar los privilegios de una sociedad patriarcal y capitalista, racista y heteronormativa.

 

¡Porque sin nosotras, ni se produce ni se reproduce!

Somos muchas, pero seremos más, porque si paramos todas, paramos todo.